PARACETAMOR(PALABRUTA- Río/ RELATO)

Fármaco con propiedades analgésicas y antiinflAmatorias clínicamente testadas. Actúa inhibiendo la síntesis de 'postergandinas', mediadores celulares responsables de la sensación de soledad y abandono. Además, en numerosas ocasiones se le ha descubierto efectos antipiréticos. Se presenta habitualmente en forma de comprimidos abrazos, gotas de administración oral, o supositorios para casos extremos.
Es un ingrediente frecuente en una serie de productos contra el mal humor, el cansancio y el hastío. La dosis estándar es bastante segura, pero su alto precio y baja disponibilidad han dado como resultado frecuentes casos de carencia afectiva. En las dosis indicadas el paracetamor no afecta a la mucosa gástrica ni a la coagulación sanguínea ni a la oxigenación mental, pero un leve exceso respecto a la dosis normal puede producir sobredosificación con el riesgo de daño en el corazón, hígado, mucosas, y  sistema de control del individuo. En este último caso se aconseja cesar inmediatamente la ingesta del medicamento, tomar un tiempo de reposo para ver si desaparecen los efectos secundarios y, en caso necesario, cambiar por un medicamento alternativo (mismo principio activo pero con otro excipiente) o consultar con un experto.
Contraindicaciones: no se han descrito en la dosis adecuada y personalizada.

Fuente: PRAE (Palabras Raras, Ágiles y Extravagantes)


                                             Alma-amater© Dingle: Ring of Kerry 2015  
  

10 comentarios:

  1. A mi que me receten este "paracetamor", y lo quiero con el kit completo de abrazos y cariñitos varios,...jajajaj...¡Muy buena esta medicina para los tiempos que corren!

    ResponderEliminar
  2. Gracias. Te guardaré un comprimido abrazo para cuando te vea.

    ResponderEliminar
  3. Ajaja, q bueeno...Vale con antídoto incluido.

    ResponderEliminar
  4. Deberías patentarla!! :p

    ResponderEliminar
  5. Ingenioso prospecto. Por cierto, antes o después de las comidas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, pues depende del paciente y de si sus hábitos alimenticios son más o menos frugales.

      Eliminar

Agradezco tu comentario en el blog, con la ilusión de no ser la única alma que pulula y ulula por aquí. Una palabra tuya bastará para 'samarte'.