EL VERDE QUE ME HABITA


Poema 7


Lluvia que no cesa, tréboles que tiritan,
nubes aviadas por ásperas brisas
que afeitan de ramas tus laderas
y peinan el verde que te habita.

Plumaje pistacho guarda
 tejaditos de negro calientes,
 flashes de tímidos soles,
lomas de oliva infinitas
montes de cimas previstas.


Anillo de Kerry, 
llantos de alegres cascadas te surcan,
 susurran tu amor y bruñen la plata 
de tus piedras. 

Qué es este verdor, me  pregunto,
mientras vuelan  pétalos irisados 
hacia mi pupila ávida, de sur.

En ti se crece el color y tú eres su prometida,
tierra de Iris, novia del caleidoscópico velo,  
  Anillo de Kerry.

Un éxtasis  fotográfico se apodera de mí, 
japonesita ansiosa,
 geisha ritual por unos días.

¡Ah, vulgar turista!,
fotos y más fotos: likes para la frágil 
memoria de mis ojos:
hierba en el resplandor.


Mis ojos, viejos verdes  con incontinencia visual
por tu vestido de trébol y estampados de flor;
píldora cromada contra el parpadeo,
esperanza del Norte. 

Complacida, tú, ya de tus vacas a pecas 
y ovejas de obscura faz,
ya de tus paredes de hiedra
y musguito que abrazan  y celan tus cottages
de mi envidiosa mirada;

Y tu lila de petunias y lavanda, 
tu naranja de begonias,
¡Irish de arrebol, ladrillos y geranios!,
te llevo en la mirada,
 verde que me habitas,
Irlanda.
                                                   Alma-amater  ©2015



7 comentarios:

  1. Preciosa!!!¡Qué bonitas sensaciones transmiten tus delicadas palabras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carolina. Eso es lo que transmite Irlanda. Su verde para la sed del sur es embriagador.

      Eliminar
  2. Coincido con Carol, bellas palabras que nos recrean una bonita Irlanda. Precioso poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ángeles. Allí es imposible no ser una turista vulgar. Es preciosa.

      Eliminar
  3. Que bien has captado el alma y la belleza de Irlanda.
    Me gusta mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ernesto. Tú sabes bien que me quedo corta.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Agradezco tu comentario en el blog, con la ilusión de no ser la única alma que pulula y ulula por aquí. Una palabra tuya bastará para 'samarte'.