COTILLA PERO DISCRETA (¿?) (Reflexiones)

(imagen de www.nachocoller.com)
Yo creo que leo por cotilla, porque me encanta saber de otras vidas y creer que aprendo de ellas; el libro se me antoja como un vestido de varias capas que cela esas vidas, confeccionado, a veces, en talleres de alta costura, y diseñado por sastres de pasarela, pero también, en ocasiones, en improvisados saloncitos o zaguanes de humildes y más o menos hábiles hilanderas. El libro, digo, tiene el vicio de embutir todas esas vidas, para conservarlas, y -continuando en el ambiente tripero- si el profesional de la carnicería es estiloso (de stilum, punzón para escribir en latín) y refinado, puede elevarnos al séptimo costillar. Hay charcuteros -entiéndase que es solo un símil-, por otro lado, algo más cutres, menos higiénicos, cuyo producto, apenas lo pruebo, si es que no huele de antemano a ossobuco de coelho o pezuña de bucay, lo aborrezco para siempre o para una temporada, a la espera de mayor calidad.
También me gustan las librerías de segunda mano, a donde acudo, como los carnívoros, en busca de la casquería. Afirman aquéllos que ésta añade a sus guisos un sabor muy especial. Pero pasemos página volando que la sangre me marea y  aterra a la vez, además está feo para una vegetariama.
Decía que leo por cotilla, porque me gusta espiar tras los visillos a los personajes que parasitan los libros, y contamimarme con sus fobias y sus filias, pero sin riesgo para mí entre sus folias. A lo sumo, un ligero proceso de embarazo mental, que, si la gestación es feliz, concluirá con síndrome de abstinencia, incontinencia visual, e, incluso, algún que otro parto.
Generalmente me gusta ser discreta y no revelar con lujo de detalles los detalles de lujo que allí encuentro, en el libro, digo. Eso sí, cuento si me gusta lo que veo, lo que huelo, lo que paladeo, y lo que imagino, si es que todo eso sucede. Si no, ¿de qué estamos hablando?

                                                                     Alma-amater  ©2016

18 comentarios:

  1. "¿Leer o no leer? Eso es lo que uno se pregunta cada vez que cae un libro en nuestras manos, si lo haces ya estás entrando en un mundo desconocido...El mundo que te plantea el escritor, ahora dependerás enteramente de aquél, si es que él ha logrado encantarte con sus palabras y si aún después de haber terminado de leer su obra, algo se te queda en tu mente, entonces, él habrá cumplido con sus objetivo" Tito Fabio.

    ResponderEliminar
  2. Pues, Así es, Miguel Peña, bien descrito. Algún famoso escritor decía que un buen libro es simplemente el que te aparta del ruido. Muchas gracias por leer y comentar y bien venido a esta casa.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta que seas cotilla, y nos traslades en tus preciosos escritos, todo lo que ves y encuentras en tus búsquedas, porque así las que somos mas tranquilas como yo, y no buscamos, aprendemos de ti. Por eso todas las mañanas te busco para ver que nos tienes reservado. Un fuerte abrazo corazón!!!

    ResponderEliminar
  4. Qué suerte contar contigo, Mary, con tus ojos y tus palabras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La suerte es la mía, que sin gustarme leer, me haces que lo haga cada mañana.

      Eliminar
    2. Entonces me reitero en lo dicho 😊😘

      Eliminar
  5. Me gusta y siempre me ha gustado leer de la misma forma que amo y siempre he amado el cine: para sumergirme en otras vidas que no sean la mía y vivir emociones y vivencias ajenas. A veces pueden ser grandes aventuras, o historias fantásticamente imposibles. Otras veces son historias sencillas en las que verse reflejado. Sigue leyendo y sigue escribiendo, amiga mía. Así salimos ganando todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Manuel. Eso es posible gracias a los y las amantes de las historias reales o imaginadas como tú. Un abrazo cariñoso.

      Eliminar
  6. Pasaba por aquí y he entrado a cotillear. Siempre tienes buenos cotilleos ....Un abrazo, Cora Lin

    ResponderEliminar
  7. Ja ja, pasa, pasa, Cora.será un placer compartirlo contigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Estoy de muy de acuerdo contigo. Yo creo que leo, sobre todo, para vivir más, aunque sea virtualmente, y porque no me alcanza esta vida material que tengo para vivir todo lo que quisiera. Y para desahogarme, consolarme, y sentirme acompañada (y creo que hasta cura del ansia de espiritualidades raras). Como tú, creo que hay excelentes, buenos, mediocres e insoportables como los de esos señores que nombras. Y qué rabia la fama que tienen. En fin... Un abrazo y felicidades por tu entrada inspiradora.

    ResponderEliminar
  9. Ja, qué bueno eso de que lees para vivir más, tienes razón, yo también lo hago. Lástima no viviéramos el doble y en buena condiciones, jolines. Y sí, esos, particularmente, a mí me parecen infumables. Pero también te confieso, aquí que nadie nos oye, que no siempre ha sido así. Hubo un tiempo que me leí uno de Bucay (que me sirvió en su momento, tiempo ha)y otro de Coelho (que no pude acabar). De modo que, aunque ya no puedo con ninguno de ellos, pues, entiendo que otros u otras lo lean, como yo en su momento. No sé, tal vez está bien que existan distintos niveles de lectura, ... el problema es que a mí me huelen a embaucadores, e imagino que a ti también, por eso da rabia. Muchas gracias y un abrazote, Ángeles.

    ResponderEliminar
  10. Está bien, necesitamos millones de cotillas. Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Cierto,José, ojalá hubiera más por la causa y ojala hasta yo misma tuviera más tiempo para cotillear. Muchas gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  12. Magnífico escrito. Tu blogspot me atrapa..tiene un exquisito menú con cinco estrellas michelín...

    ResponderEliminar
  13. Muchísimas gracias, querida Candelaria. Vente por aquí cuando quieras. El menú, eso sí, es casero. Un abrazo, Laly.

    ResponderEliminar
  14. Genial!!!!
    Pues fíjate que yo no soy nada cotilla, pero lo mismo vas a tener razón y mi amor por la lectura es algo de eso, jeje.
    Me encantan tus menús caseros, que ya quisieran muchos que publican por ahí, ser tan deliciosos y suculentos como los tuyos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Vaya qué estupendo recorrido me has hecho hoy,linda amiga. Ya te digo yo que lo soy, lo de cotilla, je je.
    Un besito.

    ResponderEliminar

Agradezco tu comentario en el blog, con la ilusión de no ser la única alma que pulula y ulula por aquí. Una palabra tuya bastará para 'samarte'.