UN HOMBRE NORMAL (relato)




Pinterest.com

Perdió la cordura en aquel mismo momento,  justo después de haberla reconocido.

La sala se le antojaba como una oquedad inhóspita, poblada de amenazadores silencios dispuestos a saltar sobre su cabeza para ensordecer para siempre sus días, los de un hombre normal. Un hombre que a nada había aspirado, más allá  de vivir de su trabajo ‘normal’, con una esposa y una hija… ‘normal’. 

"CUCURRUCUCÚ, PALOMA "


Imagen de estudiemos2013.blogspot.com


Dicen que por las noches no más se le iba en puro pensar, y éstas eran sus cuitas:


<<¿Con que la mejor escuela es la vida?... Yo tengo mis dudas. Vamos a ver, en la escuela se aprende, afirman, para la vida. Pero, ¿y en la vida, para qué? Para la escuela, no. En la escuela el aprendizaje tiene, al menos, como compensación una fiesta final de graduación. Pero, ¿cuál es la fiesta final de graduación de la vida? ¿La muerte? ¡Menudo fiasco! Bueno, puede que para los que quedan vivos sea una fiesta tu muerte, pero una fiesta en la que a ti te  toca bailar con la más fea, Libitina, al ritmo de "Cucurrucú, Paloma", mientras todos aplauden, alrededor, tu girar frenético y el velo de tu novia te corta el aire hasta que se funde contigo en un beso eterno nada envidiable, y la paloma desembucha en ti su ponzoña. 

DEJARME MORIR

Imagen de http://yogayfeminidad.com/


Niego la impostura de la integridad.
Soy día. 
Soy noche.
Y dejarme morir quiero de cuando en vez
de abrazar ideales caducos en el agua del tiempo.
 Soy luces y sombras.
Y desintegrarme en mis espejos,
porque hay principios que mueren por un final.
Soy contra y dicción. 
Témpano y corazón.
Ayer, hoy y mañana.
Pero aspiro a la bendición de la co-herencia.

Alma amater  ©2016




EL IMPERIO LLAMA


Imagen de puntosinapsis.wordpress.com

El imperio llama,
arrastra cuerpos enmudecidos por sus estepas,
respondemos zombis a la trompeta imperial.
Un ejército inmenso cabalga las nubes,
arrea a las catervas de parias desorientados.
Se rompen mil estados en un solo pedazo,
el gran agujero negro, 
la guarida límbica de los licaones financieros,
la soberanía del imperio global,
que será un fue verde o será mortal.

                                                          Alma amater  ©2016

PIEDRAS DE RÍO: PÍLDORAS DE MEMORAMOR (cuento corto)

Imagen de pt.forwallpaper.com



Un día se dio cuenta de que  tenía lagunas y, aunque siempre había tenido despistes, acudió, preocupado y esperanzado, al médico de cabecera que le recetó 'memoramor', píldoras que habría de conseguir en una parafarmacia cercana.
Pasado un tiempo comprendió que las lagunas se convertían en grandes lagos de olvido, donde las píldoras de 'memoramor', al remojarse, se reblandecían perdiendo su proverbial eficacia, siendo por ello arrojadas al río.
Él, para revitalizar su memoria, recurrió a flotadores de papel que hacían la función de agendas amorosas, pero que también solían mojarse por efecto de las salpicaduras de las mismas aguas, y quedaban inservibles.
Así fue como más tarde, por imitación de sus modernos hijos, recurrió a los flotadores digitales, donde al principio y, por la novedad, registraba sus citas, cumpleaños, sonetos de amor y soledades varias. No obstante,  su salvavidas poco a poco se iba embarullando en las redes de otros pescadores del lago, que conseguían que olvidara el motivo que le había conducido a hacer uso del flotador, lo cual le hacía sentirse bien al comienzo. Pero entonces, al hacerse cada vez mayor el área de pesca, empezó a padecer mareos nocturnos y vértigos diurnos, era el lago que se desbordaba, y se convertía en un río que acabó arrastrándolo al fondo de su lecho, en un primer momento, cenagoso y turbulento.          
Hete aquí que en ese mismo fondo encontró las píldoras de 'memoramor' hinchadas por efecto del ambiente acuoso;  eran ahora piedras de río que enseguida le parecieron ricos manjares, y saboreándolas permaneció feliz hasta el fin, en el reino del olvido, donde por siempre olvidó que se olvidaba.

Alma-amater  ©2016

               

MAR DE DUDAS

          Imagen de pt.forwallpaper.com


Soy la emperatriz en un mar de dudas,
tritones y nereidas arrastran mi carro por olas de incertidumbre.
Escollos de porqués rasgan mi travesía hasta las playas de un texto
y me mimetizo con el tsunami de preguntas,
y yo misma soy una incógnita indomable,
que busca en el minarete de su palacio una orilla para resolverme.
Canto desde allí para que acudan a la llamada de la oración mis sirenas,
el coro de mis sirenas ancestrales en forma de sumisas respuestas 
Y las hay y no puedo dejar de cantarles.
Me visto para ellas con mis caros vestidos en capas de cómos, de dóndes y de paraqués, blandiendo mi látigo inseguro.
Y atisbo entonces un titilar de luces que en la costa alumbran mi retorno.
                                  Alma-amater  ©2016

LA MEDIA NARANJA


¿Y si nos plantamos un naranjo por dentro? 
¿Si las tripas fueran las raíces de un huerto fértil?
No habría que salir a buscar fuera la otra mitad, 
ni tan siquiera el abono...
Tejeríamos ahí dentro las redes sociales para varear nuestras naranjas, como aceitunas.
Tomaríamos del huerto la mitad que nos falta, cuando nos apetezca,
a cualquier hora, en cualquier estación.
Abrazaríamos el tronco cuando la necesidad apremie,
exprimiríamos las naranjas y nos haríamos cuantos zumos la sed exija,
y la vitamina C aliviaría el óxido de los engranajes.
¿Si nos amaran de verdad como seres únicos?
¿Si nos consintiéramos  ser de verdad...?
No sé, si llegáramos a amarnos tal como somos,
nos hincharíamos y creceríamos tanto hacia el interior, 
que para no reventar, tendríamos que darnos la vuelta del derecho,
y entonces nos envolveríamos en torno a nuestro propio eje, 
y como los erizos rodaríamos solos, con los ojos hacia dentro.
Y, ¡voilà! Ahí estaría la solución, ¿no?
¿O nos mataría la acidez?

Alma-amater  ©2016