EL IMPERIO LLAMA


Imagen de puntosinapsis.wordpress.com

El imperio llama,
arrastra cuerpos enmudecidos por sus estepas,
respondemos zombis a la trompeta imperial.
Un ejército inmenso cabalga las nubes,
arrea a las catervas de parias desorientados.
Se rompen mil estados en un solo pedazo,
el gran agujero negro, 
la guarida límbica de los licaones financieros,
la soberanía del imperio global,
que será un fue verde o será mortal.

                                                          Alma amater  ©2016

26 comentarios:

  1. Pues este poema que acabas de editar contiene una buena dosis de crítica social. Este mundo nuestro, que en verdad fue verde, también es muy posible que acabe siendo arrastrado hacia una inevitable hecatombe por esa globalización que nos impone este sistema capitalista dominado por los tiburones financieros, los mismos que nos han sumido en una crisis de la que no acabamos de salir. Un gran poema que expresa en pocos versos grandes verdades. Lo comparto con gusto, Balbina y de nuevo feliz finde :-))

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Maite. Me surgió así, en cuatro versos saqué lo que necesitaba contar. Otras veces tardo màs. Coincido plenamente contigo en tu análisis de la actualidad. Un abrazo grande, linda.

    ResponderEliminar
  3. Más o menos lo que sucede en Argentina.
    Gracias por pasar por mi blog. Ya tenés a otro seguidor.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Raúl. Sí, pasa en todo el mundo, por desgracia. Muchas gracias por tu visita y comentario. Bienvenido. Saluditos.

      Eliminar
  4. Estoy de acuerdo totalmente con el poema. Enhorabuena por encontrar las palabras que definen tan bien esta stuacion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Unknown. Me alegra saber que no solo yo lo pienso. Encantada.

      Eliminar
  5. Buen poema, buen acierto,suscinto y clarito, como con tan pocas palabras se puededecir tanto!!Un Abrazo.Buen día. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Anita, por tu lectura y generoso comentario.Llegar a tu sutileza creativa es mi meta. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Balvi, me ha gustado mucho. Potente , claro y con mucho contenido.
    Por cierto, la imagen que da pie al poema , ayuda mucho para entenderlo
    y facilitar su comprensión .
    Un abrazo
    Miguel Zoraquiain Mazo

    ResponderEliminar
  7. Miguel, me alegra verte por aquí. Te agradezco mucho siempre tus lecturas y comentarios. Mira, es curioso, porque evidentemente yo nunca escribo pensando en una imagen previa, sino que lo que escribo me sugiere imágenes que luego busco a ver si tengo suerte y las encuentro. Unas veces lo consigo con más acierto y otras menos. Reconozco que ésta es potente. Otro amigo mío me echa la bronca por ponerle imágenes a los textos, y tiene razón porque afirma él que las imágenes han de sugerirlas los textos poéticos en la mente del lector y no condicionar su interpretación del texto. El asunto es que sin imágenes los blogs casi no tendrían visitantes.
    Un abrazo, Miguel

    ResponderEliminar
  8. Me encanta la imagen que has elegido para un breve pero contundente texto. Estoy de acuerdo con las observaciones que de las imágenes haces en respuesta al comentario de Miguel. En muchas ocasiones he visto imágenes arruinando un texto. En esta ocasión parece que están hechos el uno para el otro. Impactante....Un abrazo, Cora Lin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco mucho, Cora Lin, tu seguimiento y comentarios. Me alegra que te guste este cortito poema y que te parezca impactante. Un besito.

      Eliminar
  9. Me ha encantado tu poema como denuncia, como reflejo de la sociedad que se vive. Hermoso y certero
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Mientras Leo. Me alegra de nuevo tu presencia y tu comentario. Un abrazo.

      Eliminar
  10. Yo, que soy tan mala para la poesía, me maravillo de que cualquier tema se pueda abordar desde los versos. Tú hoy haces una crítica social que en absoluto está reñida con la belleza. Para mí es magia, Balbina. Me ha encantado :))

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, sí, coincido contigo, Julia, en que casi nada escapa de la fuerza gravitatoria de la poesía. Me gusta pensar, quizá atrevidamente, que eso es lo que yo hago, y al trasladar mis filias y fobias al papel, unas veces me salen estas cosas y otras, en cambio, más prosaicas. Muchas gracias por tus palabras motivadoras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Que me hagas leer poesía, pase. Pero que me hagas pensar también... Eso no te lo perdono, amiga mía. Ya está bien.

    ResponderEliminar
  12. Ja ja, me parto contigo, Miguel. Gracias, amigo, por tu humor. Viene muy bien en estos días. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco te perdono que me llames Miguel. Ja ja ja...!

      Eliminar
    2. Manueeeel, me sonrojo. Menudo fallo, jolines. Sabes que sé quién eres. ¿Si le echo la culpa al corrector, me perdonas?

      Eliminar
    3. No te preocupes, no me enfado... y acepto corrector como animal de compañía.

      Eliminar
    4. Ja ja, pues ese animalito no me sale a mí del pie, mejor dicho, de la mano. Probaré a no echarle de comer.

      Eliminar
  13. Me encanta Balbi, de todo sabes hacer poesía hasta de lo que menos se espera uno . Claro que nos haces pensar y además debemos , te comparto .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti, Pilar, por leer y comentar aquí y bienvenida a este blog. No es mi intención hacer pensar a nadie, sino pensar yo en voz escrita, pero siendo así, pues, estupendo. Un abrazote.

      Eliminar
  14. ¡Fantástico! La imagen y el texto crean un ambiente denso de hecatombe que subyuga y atemoriza. Tanto con tan poco solo puedes hacerlo tu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sasa, por tu generosa apreciación. Me motiva mucho leerla y leerte. Un abrazo, chiquilla.

      Eliminar

Agradezco tu comentario en el blog, con la ilusión de no ser la única alma que pulula y ulula por aquí. Una palabra tuya bastará para 'samarte'.