MAR DE DUDAS

          Imagen de pt.forwallpaper.com


Soy la emperatriz en un mar de dudas,
tritones y nereidas arrastran mi carro por olas de incertidumbre.
Escollos de porqués rasgan mi travesía hasta las playas de un texto
y me mimetizo con el tsunami de preguntas,
y yo misma soy una incógnita indomable,
que busca en el minarete de su palacio una orilla para resolverme.
Canto desde allí para que acudan a la llamada de la oración mis sirenas,
el coro de mis sirenas ancestrales en forma de sumisas respuestas 
Y las hay y no puedo dejar de cantarles.
Me visto para ellas con mis caros vestidos en capas de cómos, de dóndes y de paraqués, blandiendo mi látigo inseguro.
Y atisbo entonces un titilar de luces que en la costa alumbran mi retorno.
                                  Alma-amater  ©2016

24 comentarios:

  1. Si estar en tu mar de dudas, te hace crear esta buenísima poesía, bienvenido sea ese mar, incluso si se pone embravecido. ¡Felicidades! Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito dices, querida Ángeles. Muchas gracias por tus lecturas y comentarios prestos a mis textos. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  3. Un mar de dudas y de bellas palabras
    Precioso poema
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias a ti por leerlo y comentarlo. Se agradece que haya vida más allá, Mientras Leo. Bienvenido y un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Justo me acabo de despertar hoy viernes y revisando un pequeño poema mío, leo el tuyo y : ¡plash! Dudas siempre hay dudas. Y si dudar da posibilidades de ecribir así:¡ A SEGUIR ESCRIBIENDO AMIGA!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, querida Lucía, por tus ánimos y comentario. A ver cuando te animas también a publicar esos poemas tuyos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Justo me acabo de despertar hoy viernes y revisando un pequeño poema mío, leo el tuyo y : ¡plash! Dudas siempre hay dudas. Y si dudar da posibilidades de ecribir así:¡ A SEGUIR ESCRIBIENDO AMIGA!

    ResponderEliminar
  7. Precioso poema,si ese mar de dudas hace que emerjan tus poemas pues sigue revolcandote en sus olas.Me gustó mucho el poema,un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te haré caso, Ana, mientras tenga amigas facebulosas que como tú me lean y comenten para que no decaiga mi ánimo. Un abrazote y muchísimas gracias.

      Eliminar
  8. Precioso poema,si ese mar de dudas hace que emerjan tus poemas pues sigue revolcandote en sus olas.Me gustó mucho el poema,un beso.

    ResponderEliminar
  9. No hay palabra que no la hagas poesía, EMPERATRIZ. Llena de dudas,y quien no? pero tú tienes la suerte de ir desgranando tus sentimientos para que disfrutemos con ellos. Precioso, no se puede escribir mas bonito. Feliz día corazón!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Mary, lo bonito es cómo tú describes siempre lo que hago. Y eso es porque tú eres así, las palabras, poemas, con frecuencia actúan de espejo. Muchísimas gracias.

      Eliminar
  10. Que manía tienes de escribir preciosos poemas (que, además, se me antojan pletóricos de contenido) para obligarme a volver a leer poesía. Ya está bien.

    ResponderEliminar
  11. Siempre entrañable, Manuel, pero hoy me has hecho reír. Es verdad, soy una pesaíca, aunque con mucha suerte, porque sigues visitándome. Un abrazote, amigo.

    ResponderEliminar
  12. Vengo a conocer tu obra también, Balbina. Me ha gustado mucho este original poema que nos habla de un reencuentro íntimo, y que también derrocha referencias a raudales: de míticas criaturas marinas, de minaretes que nos llevan hasta el mundo árabe... Como curiosidad te diré que tengo muchos poemas antiguos donde tritones, sirenas y nereidas se adueñaban de los versos, así como también de minaretes, así que compartimos gustos, jeje. Veo también que en tu perfil luces foto del Partenón, estuve allí en 2010 y me fascinó (más cosas en común). Besos de nuevo y que el finde sea inspirador.

    ResponderEliminar
  13. Eso es, Maite, por eso me llamaste de entrada la atención. Cuando encontramos seres que aman lo mismo que nosotras, nos sentimos más acompañados en esta pecera en la que otras veces nos limitamos a rasguñar. Lo del Partenón son palabras mayores, tanto, que aún no me caben en un poema. Yo me quedé muda cuando lo alcancé a ver desde Los Propíleos, mientras las lágrimas hacían de las suyas.
    Un abrazo. Te seguiré.

    ResponderEliminar
  14. Balbi, me parece una maravilla. Qué suerte tenéis los poetas de poder volcar todos vuestras sentimientos en tan pocas palabras .
    Te confieso , que me es difícil entenderlos. Pero se , que salen de muy dentro.
    Un abrazo

    Miguel Zoraquiain Mazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Miguel, por el honor que me concedes entre los vates. Si te gusta es porque te llega y te habla, de alguna manera. Muchísimas gracias por hacérmelo saber.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Dudas, luego existes.... Un beso, Cora Lin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, pues, sí, es un consuelo, Cora, entre las cuitas. Gracias por estar ahí. Un abrazo.

      Eliminar
  16. Creo sinceramente que si no navegases por ese mar no te perderias en rincones llenos de curiosidad, incertidumbre y poesía. ¡¡Yo soy de las que se come muchísimo la cabeza!!

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias, Estefanía. Es cierto, pertenecemos al mismo club. Qué suerte poder desahogarnos así. Un abrazo cariñoso.

    ResponderEliminar

Agradezco tu comentario en el blog, con la ilusión de no ser la única alma que pulula y ulula por aquí. Una palabra tuya bastará para 'samarte'.