EN LA PLAZA


(Mujer torero: Pinedo)

Como niña desnuda, de puntillas sobre la arena,
alzo mis brazos y atrapo el lienzo azul.
Tomo las dos puntas con mis dedos,
lo arrastro al viento sobre mi cabeza, 
lo sacudo y me llueven todas sus estrellas
que disipan mis sombras y me desdudan.
Cuelgo de la cometa y alzo los pies de plomo,
¿quién quiere andar?,
¿quién quiere hacer camino?
Los caminos están siempre demasiado... algo.
Trazo vías por el aire y luego borro el olor para no seguirme.
Sacudo al viento mi rastro con el manto cerúleo.
Me veo venir pero me toreo, capa en mano, en la plaza del olivo.
Luego me cubro con ella , 
me retuerzo y me arranco la estocada 
y la brisa me lame la inquietud y demás aguas.

©2015 Alma amater

18 comentarios:

  1. Si yo fuera brisa, también la lamería, ja.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chacho, que luego te quedas muy inquieto, jjj. Gracias, Raúl.

      Eliminar
  2. Me encanta el poema, amiga Balbina, es verdad ¿quién quiere hacer camino? con lo difícil que es abrir una trocha para que luego te la llenen de piedras...
    Un fuerte abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, Servilio. A veces es mejor seguir nuestra propia estela. Cariñoso saludo, amigo.

    ResponderEliminar
  4. Precioso poema, irradia sensualidad.Me ha encantado. Un placer, Balbina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mío, por supuesto, Carmen. Me alegra que te guste. Gracias por tu visita y comentario. Un beso.

      Eliminar
    2. Eres única, que dulce y que bonito lo expones. Un fuerte abrazo corazón.

      Eliminar
    3. Gracias, mi Mary, siempre tocándome de cerca. Un abrazón.

      Eliminar
  5. Precioso poema, amiga, muy gráfico, lleno de imágenes evocadoras y transmitado en un lenguaje que me ha gustado mucho. Me encanta.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, Ángeles, por tu comentario.Da gusto pensar que te evoca esas imágenes. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Así,a porta gayola veo tu poema.Un abrazo, Balbi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonita imagen me dibujas, Pedro. Yo, que soy antitaurina, mira lo que me salió. Pero sin sangre, eh. Gracias, amigo, un abrazo.

      Eliminar
  8. Abstractas imágenes que evocan en mi aquellos momentos en que ni tú mismo te conoces ni te entiendes y te dedicas casi sin darte cuenta a torear a los demás e incluso a ti mismo para intentar darle a todo un sentido que rara vez encuentras. Es lo que tienen los pasajes oníricos, que cada cual le encuentra un sentido diferente. Seguimos, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, esa es la maravilla de los textos poéticos, que nunca están completos, hasta que cada cual lo completa con su mirada, amigo.Me gusta tu interpretación. Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  9. Me ha encantado amiga... sobre todo al pensar que todos en la vida debemos "fluir, dejarnos llevar e improvisar". Nadie nunca nos enseñó a trazar un camino... Lo forjamos a base de experiencias -acierto/error-. Gracias por transmitir estas emociones =)

    ResponderEliminar
  10. Bello comentario el tuyo, David. La experiencia siempre es singular. Muchas gracias, tesoro.

    ResponderEliminar
  11. Eres única, sensible, tierna, pero con mucha fuerza. Que bonito lo dices criatura!

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Qué bonito!! Te imaginé bailando entre vuelos, enredada en tu manto estrellado... Me vino a la cabeza la canción City of star, jeje.

    ResponderEliminar

Agradezco tu comentario en el blog, con la ilusión de no ser la única alma que pulula y ulula por aquí. Una palabra tuya bastará para 'samarte'.