BALIZAS PARA LA MEMORIA







En la noche templada hago montoncitos de recuerdos prestados, 
les planto banderines,
con el frío descalzo de mi padre, 
con el hambre de guerra de mi abuelo, 
y la rabia mocita de mi madre.
Habrán de ser  balizas para la memoria, 
como el marfil de los cementerios de elefantes, 
que no servirán para nada más 
que para reencontrarse con los ancestros,
aunque son de valor incalculable.
Piezas de museo pujadas en noches de luna llena
alrededor de tres piedras de fogón,
cuando la infancia aún miraba alelada
a los ojos tristes de recuerdos
aprisados por los años.

Alma amater ©2017

10 comentarios:

  1. Ojalá pudiera hacerse algo con los recuerdos. Si no los pensás, aparecen en sueños.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Propongo que hagamos poemas, Raúl, y los repartamos en torno a este fogón.
      Un saludo, caballero y muchas gracias

      Eliminar
  2. Hoy si que siente como se lee, Balbi. Me ha encantado.¡ Qué figuras más representativas, padre, madre y abuelos! Ante la sinceridad del poeta. Creo,que se debe corresponder con un comentario igual de sincero. En mi caso, hay recuerdos ( figura paterna ), que los tengo muy olvidados, para bien.
    Un gustazo leerte, Balbi.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, mi amigo. Yo es que a veces me sorprendo con recuerdos que no son míos en su experiencia, pero que sí lo son porque lo eran de mis seres queridos y al transmitírnoslos ellos, hoy los revivo como propios.
      Comprendo también que a veces hay recuerdos que mejor no plantarles banderines y dejarlos en tierra de nadie.
      Un abrazo fuerte, Miguel.

      Eliminar
  3. Precioso poema, lleno de lirismo y delicadeza. Como siempre me ocurre con la poesía, me cuesta entenderla de entrada, pero al final, con esfuerzo, leyéndola muchas veces, algo consigo. Como te dijo Ana en FB, todos amontonamos recuerdos pero expresarlos como tú lo has hecho, muy poquitos sabrán. Un beso, querida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amiga. Yo, no sé, pero encuentro que hay cosas que desean, al margen de mí, ser contadas con un lenguaje que no les arrebate la magia que merecen. Si lo consigo, me hace feliz.
      Un besito.

      Eliminar
  4. Hola Balbi, dónde habita el país de los recuerdos....?
    Gracias, buen día, besos encontrados..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Don Vito. Aunque será retórica tu pregunta, yo les he construido esta casa. Muchas gracias a ti, poeta.

      Eliminar
  5. Recuerdos prestados. Sentir como propios los recuerdos de quienes te precedieron a fuerza de oírlos narrar. Que sensación tan única... Además, dicen y yo creo que es cierto, que mientras eso ocurra, no se habrán ido del todo.
    Reconozco que el día de hoy se me ha hecho un poco más bonito gracias a tu poema. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Manuel, qué entrañable siempre, amigo. Compartimos muchas sensaciones, como esta, y confieso que a mí se me hace más bello el día al saber que el tuyo se hace mejor. Un abrazo y las gracias siempre a ti.

      Eliminar

Agradezco tu comentario en el blog, con la ilusión de no ser la única alma que pulula y ulula por aquí. Una palabra tuya bastará para 'samarte'.