LA TRISTEZA ES OTRA COSA

(Inspirada por Waldo https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=2117110408360742&id=100001854092039)

Está la tristeza.
Luego está la desesperación. 
Tristeza es lo que da
quien sabiendo la diferencia 
entre una auténtica caricia
y un sucedáneo común,
elija la certidumbre de la rutina.
Elija el imperio de la sumisión para no sentir la carga de ser.
Elija la tiranía de otros por temor a abrazar los acordes de su latido.
Finja ser el perfecto títere por temor a mover los hilos propios.
La desesperación es otra cosa.
Es la de las sábanas.
La que invade,
la que arrasa,
la que mira de frente y embiste,
la que te invalida
y te deja en bancarrota.

La tristeza es más sibilina.
Es como una melancolía lenta, 
que agazapada se refugia diurna en tu andar,
encorvándote el brío.
la que te ducha sin placer
y viste sin entusiasmo.

Es un grado superior.
Es pasar de estado sólido al gaseoso
cuando no queda más remedio que seguir siendo cuerpo.
Es hacerse de corcho para no desangrarse 
al tener que pasar por un puente tan alto,
tan largo y tan estrecho.
Es hacerse bandera, aunque ajada, de la propia historia
para resistir los vientos de los que no se atreven a respirar hacia dentro,
de los que temen limpiarse y ser transparentes.

Tristeza es llorar con el estómago.
Es vacío.
Es que caiga una lágrima y seguir lavando platos sin más.
Es desayunar mirando fijamente la gastada cereza del hule 
y no darse cuenta hasta que la cereza se hace tan grande que escuecen las pupilas.
Es cenar tres noches un yogur caducado y no enterarse hasta la cuarta.
Luego está la desesperación.

Alma amater ©2017

Soy nadie. ¿Tú quién eres? (Emily Dickinson)


Soy nadie. ¿Tú quién eres?
¿Eres tú también nadie?
Ya somos dos entonces. No lo digas:
lo contarían, sabes.

Qué tristeza ser alguien,
qué público: como una rana
decir el propio nombre junio entero
para una charca admiradora




5 comentarios:

  1. Qué preciosos versos, Balbi. Imposible no reconocer esas emociones que tan bien expresas y transmites y que, en algún momento, todos hemos podido experimentar.

    Un beso y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Julia. Me alegro de que te hayan transmitido algo porque por eso enseñamos lo que escribimos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Eres grande Balbina, te tienes que transformar en libro y meterte todavía más en nuestros corazones...
    Gracias por todo lo que nos das.

    ResponderEliminar
  3. Ay, muchas gracias, José Miguel. Me lo dicen mucho últimamente y voy a tener que pensarlo pero se necesitan energías de las que no sé si dispongo.
    Muchas gracias. Bello día para ti.

    ResponderEliminar

Agradezco tu comentario en el blog, con la ilusión de no ser la única alma que pulula y ulula por aquí. Una palabra tuya bastará para 'samarte'.